Menú Cerrar

Cómo controlar el estrés efectivamente

Estrés

Experimentamos el estrés día a día, y el estrés no es malo, es malo cuando no lo podemos controlar. Hay tal cosa como el estrés bueno, también conocido como eustrés y el estrés malo conocido como distrés.

El estrés bueno nos motiva, nos moviliza, nos da energía así como el estrés malo nos paraliza, frena nuestro funcionamiento y nuestros pensamientos.

Cada vez que nos invade el estrés experimentamos una cierta reacción de tensión, y esa tensión está basada en nuestra creencia, en nuestra forma de pensar, en nuestras actividades y valores. Todos estos factores tienen una influencia en nuestra reacción al estrés.

Entonces, ¿cómo convertir la reacción al estrés y responder positivamente?

Todos reaccionamos al estrés, y la mayoría de las personas lo hacemos de una manera diferente. Cuando lo experimentamos sentimos ciertas reacciones en el cuerpo tales como; respirar rápidamente, que las pupilas se dilaten, el latido del corazón se hace más rápido, sudamos, o apretamos la mandíbula, los músculos, la espalda, los brazos, las piernas, y se dispara el mecanismo de sobrevivencia.

Cuando se dispara este mecanismo sin ningún motivo puede ser peligroso, como cuando la causa de éste es; no encontrar las llaves, llegar tarde al trabajo, estar atorados en el tráfico o cuando nos molestamos porque alguien no hace algo que nosotros no queremos hacer.

Ninguna de éstas cosas pueden peligrar nuestra vida.

El mecanismo de sobrevivencia es una reacción al percibir peligro, ninguna de esas cosas que he comentado anteriormente son peligrosas. Pero disparando el mecanismo de sobrevivencia día tras día causamos que la digestión se interrumpa, se paralice, o los músculos se pongan tensos, o que el corazón lata rápidamente, activamos reacciones que no lo ameritan.

Seguramente digas, no lo puedo evitar, así soy yo… así es como yo reacciono.

Las personas no necesitamos reaccionar al estrés, podemos controlarlo y cuando sepas hacerlo, estarás respondiendo con responsabilidad, cuando aprendas a controlar el estrés efectivamente, no podrá controlarte.

Tenemos que ser conscientes de lo que está sucediendo dentro de uno, de nuestra forma de pensar, porque una vez que agreguemos más conciencia a nuestra vida, entonces estaremos listos para controlar el estrés más eficazmente.

Quizás hay razones sobre las que no estás consciente, como por ejemplo el por qué reaccionamos al estrés en la manera cómo lo hacemos en lugar de responder positivamente.

Sabemos que mayormente el estrés es disparado por cuestiones emocionales y éstas son; el abandono, el rechazo, sentimientos que obtenemos cuando no estamos en control de la situación. Nos tenemos que preguntar… ¿que estamos disparando?, porque cada vez que disparamos el estrés estamos activando algo que está enterrado en el pasado. Así es que muchas de las razones por las que reaccionamos al estrés tiene que ver con las cosas que nos sucedieron en el pasado.

Distrés

El propósito del mecanismo de la sobrevivencia fue para protegernos a sobrevivir como seres humanos (huir de animales peligrosos, por ejemplo). Y es un hecho de que para sobrevivir hoy en día ya no tenemos que correr para protegernos (excepto en situaciones límites).

El mecanismo de sobrevivencia fue desarrollado con el transcurso del tiempo y lo que fue la lucha en su momento es ahora la emoción del enojo, y lo que fue la parte de la huida es ahora parte del miedo… así que las emociones del miedo y el enojo han reemplazado la lucha y la huida.

Tiene más sentido porque el miedo y el enojo son emociones y también el abandonamiento, rechazo, los sentimientos, la pérdida del control, etc. Así es que cuando empecemos a sentir estrés, necesitamos preguntarnos realmente qué está causando el estrés, que se está disparando; ¿será el sentido del abandono?, ¿me estas dejando?, ¿me quedo sola / solo?, o el rechazo; ¿no me necesitas?, ¿no me quieres?, ¿no me aceptas por quien soy?, o será que somos seres raros y queremos que todo sea a nuestra manera.

Entonces es cuando una de esas reacciones se dispara y provoca el miedo o el enojo que lleva al estrés.

Pero necesitamos acordarnos que cuando se dispara algo de nuestro pasado, quién está en control de la situación, será el adulto dentro nuestro, ¿o es el niño que está adentro?. Porque cualquier cosa que se dispara tiene que ver con nuestro pasado pero… ¿que tan atrás del pasado?, ¿cuando fue la primera vez que sentimos abandono?, sera cuando nuestros padres salieron a cenar y nosotros diciendo “yo quiero ir”, y no nos llevaron, y sentimos que nos abandonaron, quien sabe… ¿Cuando fue la primera vez que sentiste rechazo?. También pudo haber sido una experiencia de nuestra niñez.

¿En cuantas otras ocasiones sentimos tal emociones y fueron reforzadas a través de los años hasta ahora?.

Otra vez todas estas cosas nos llevan a la ira, al miedo y al estrés. Así que cuando sientas que el estrés se quiere apoderar de ti, y tal vez vayas a sentir algún síntoma en tu cuerpo, como la quijada, el cuello, hombros, un vacío en el estomago, en cualquier parte que sientas que se manifiesta el estrés: piensa y pregunta… ¿qué es lo que esta causando esto?, este es el momento de controlarlo y hacer hincapié.

Al inicio del estrés separa al niño dentro de ti, ese pasado que no tiene los recursos de un adulto, y ahora como un adulto que eres di: ¿cual es la mejor forma de manejar esta situación?. Recuerda que el mecanismo de la supervivencia ha evolucionado a través del tiempo y ahora ha sido reemplazado con emociones de ira y miedo.

Estamos hablando del estrés y cómo nos afecta en nuestra manera de vivir.

Es hora de tomar decisiones correctas, de pensar a través de soluciones, de ser creativo, de comunicarse efectivamente con las personas que queremos y con quienes trabajamos, y también reflexionar como el estrés afecta, lastima nuestro sistema inmune y causa que nos enfermemos.

En otras palabras el estrés puede afectar negativamente todo lo que hacemos.

El 80% de todas las enfermedades están relacionas con el estrés.

Cuando sientas que vas a experimentar alguna reacción de estrés y estés consciente de la reacción que puede causar en tu cuerpo, en ese momento interrumpe ese patrón. Interrumpiendo ésta reacción, te haces capaz de responder al estrés con habilidad.

Por ejemplo, cuando sientas que el estrés empiece a atacar, toma una respiración profunda y di en voz alta: “relájate“… después trata de sentir la experiencia que tuviste en ese momento, si fue abandono, rechazo, el no estar en control de la situación, o sentirte indefenso y desesperado.

Ahora tu, el adulto, estas lidiando la situación de una forma mas efectiva, o mas apropiada.

REFLEXIÓN

Como adulto responsable que soy, luego de haber atravesado momentos de mucha dificultad y estrés, me veo en la obligación de transmitir este mensaje para que tomemos conciencia de lo importante que es para nuestra salud manejar el estrés efectivamente.

Vivimos en un mundo acelerado, lleno de obligaciones y presiones, trabajamos para vivir y vivimos para trabajar. Las deudas, las relaciones personales, el estudio y el trabajo nos cargan de emociones constantemente. Mi mensaje para ti es:

Tomemos consciencia de nuestra salud mental, de nuestras emociones. Prioricemos nuestro bienestar emocional y el de nuestro entorno.

Usemos el fin de semana para conectarnos con la naturaleza, para visitar lugares nuevos, para conocer gente distinta, para ayudar a alguien que lo necesite, recolectemos residuos de forma desinteresada, reguemos nuestras plantas, cortemos el pasto de una abuelita / abuelito incapacitado, llamemos a ese familiar o amigo que hace rato no vemos.

Hagámonos un tiempo para leer 20 minutos debajo de un árbol en la plaza. Caminemos 3o minutos diarios.

Apaguemos el celular durante 2 horas el fin de semana, totalmente desconectados del sistema.

Meditemos 15 minutos al día, no hay que ser un experto o ir a clases de Reiki, meditar es simplemente callar nuestra mente, estar en el momento presente.

En fin, nuestra salud depende de nosotros y debemos hacernos cargo. No sirve ir al médico si no podemos darnos cuenta que la raíz de nuestra enfermedad no es física sino emocional. No sirve ir a trabajar 12 horas por día por un sueldo que no nos alcanza, que nos deja 8 horas para dormir (con suerte) y 4 horas para “¿disfrutar?”… ¿y en qué momento nos bañamos, comemos, tenemos un momento de ocio, conocemos gente y lugares nuevos?. Eso no es VIDA.

Espero este mensaje llegue a la mayor cantidad de gente posible, este es mi granito de arena para que todos tomemos conciencia de lo importante de la vida. Si te interesó el artículo, por favor, dejame tu comentario. Si crees que puede servirle a alguien COMPARTILO.

El fin de este mensaje es que TOMEMOS CONCIENCIA

NOTA: quiero aclarar que lo aquí expuesto con mis palabras es mi experiencia de vida, mi pensamiento, y transmito a mis amigos, seres queridos y lectores lo que a mi me ha funcionado. Además, este artículo tiene como finalidad transmitir un mensaje de consciencia para todos aquellos que están abrumados por el día a día y viven para trabajar en vez de trabajar para disfrutar la vida. Espero sea de utilidad y como siempre digo son bienvenidos para comentar y debatir constructivamente.

Dedicado a mi hermana Aldana… que te recuperes pronto 🙂

¡Muchas Gracias!


Lecturas complementarias

https://www.conclusion.com.ar/info-general/estres-la-gran-enfermedad-del-siglo-xxi/07/2017/

http://cagt.es/blog/salud/estres-bueno-y-estres-malo/

https://befullness.com/el-estres-bueno-y-el-estres-malo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *