Menú Cerrar

Un crimen llamado educación

“Estamos observando que los sistemas educativos del mundo están pensados desde el mundo de los adultos, creando una realidad a los niños que les es realmente ajeno. Un niño como premisa debe tener una motivación propia para aprender, no una motivación impuesta. Todo lo que aprenda impuesto sin una necesidad detectada va a caer en los bancos de memoria pero la garantía de recuperación y utilización son mínimos…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *